El banquete.pdf

El banquete

Platon

En su ensayo de referencia titulado Por qué leer a los clásicos, Italo Calvino dejó escrito que «los clásicos son libros que cuanto más se cree uno conocerlos de oídas, tanto más nuevos, inesperados, insólitos resultan al leerlos de verdad». Dentro de los clásicos se hallan, claro está, los primeros de nuestra tradición cultural, los procedentes de las antiguas Grecia y Roma. ¡Clásicos! es una serie de diseño y manufactura exquisitos, con la que Alianza Editorial quiere poner al alcance del lector del siglo XXI textos de los que sin duda habrá oído hablar pero que quizás, tradicionalmente lastrados por una pesada carga de erudición filológica, nunca se había atrevido a abordar. Las ediciones, que ofrecen textos íntegros en traducciones solventes y que reducen las notas al mínimo imprescindible, están presentadas por personajes alejados del ámbito académico -actores, escritores, pensadores, políticos, científicos...- que aportan con su visión un toque de frescura, perspectivas originales para el lector de hoy. EL BANQUETE Los amigos, en una sobremesa prolongada, hablan de forma abierta, sumergidos en el vino y la intimidad. Es una reunión sólo de hombres, costumbre institucionalizada en la Grecia clásica, si bien conviene notar cómo en un momento de la conversación es una mujer, Diotima, quien aquilata por boca de Sócrates la discusión entablada entre ellos. Su aparición es breve pero se trata de un personaje fascinante: «¿Amor es amor de algo o de nada?», dice, abriendo el que va a ser el debate esencial de la tertulia.

View the online menu of El Banquete and other restaurants in Midland, Texas. Due to Covid-19, restaurant open hours and service may differ. Please check with the restaurant directly. El Banquete Mexican Grill ($$) See 3 Reviews. Select a Rating! View Menu. 1331 West Will Rogers Blvd Claremore, OK 74017 (Map & Directions) Phone: (918) 283-4377.

8.83 MB Tamaño del archivo
9788420663265 ISBN
Gratis PRECIO
El banquete.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.leseoffensive.st o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

03/02/2005 17/08/2001

avatar
Mattio Mazios

18 Jul 2018 ... Una de las imágenes bíblicas del reino de Dios es la del “banquete”. Los profetas del Antiguo Testamento anunciaron la llegada de un reino ... Photos of El Banquete Mexican Grill, Claremore, Tulsa. El Banquete Mexican Grill Pictures, El Banquete Mexican Grill Photos.

avatar
Noe Schulzzo

Obtuvo lo que quería: el banquete fue un éxito y la deseada embajada estaría en sus manos, tan simple como un bollo de pan, o eso pensaba don Fernando. Tal parece que el ideal del trabajo arduo ...

avatar
Jason Statham

Comida fastuosa o solemne que reúne a un gran número de comensales en ocasión de una fiesta o de un acontecimiento relevante de la vida social o política. La palabra, que data de principios del siglo XIV, procede del italiano banchetto, banquito, sobre el que se sentaban los invitados.

avatar
Jessica Kolhmann

El Banquete (titulo original Symposium) es una obra del filosofo griego Platon que data de los años 385 a 370 A.C. Forma parte de la lista de los 100 mejores libros de no ficción de todos los tiempos. A mitad del banquete, cuando los vinos blancos del Rin habían sido honrados y los tintos del Mediterráneo comenzaban a llenar las copas, se inició la ronda de discursos. La llegada del faisán los interrumpió y sólo al final, servido el champán, regresó la elocuencia y los panegíricos se prolongaron hasta el café, para ahogarse definitivamente en las copas del coñac.