La patente de corso: una novela de la armada inglesa.pdf

La patente de corso: una novela de la armada inglesa

Patrick Obrian

En esta entrega de la serie, después de ser apartado de la marina por un delito que no ha cometido, Jack Aubrey acepta la oferta de su amigo Maturin, enriquecido al recibir una herencia, de ponerse al mando de la mítica Surprise para hacer al corso por el canal de la Mancha. Tras unos extraordinarios éxitos en la lucha contra los franceses, Aubrey parece en una posición inmejorable para que su cargo le sea restituido, y para conseguirlo acepta entrar en política. Pero una parte importante de la novela se centra en Maturin, quien parece a punto de conseguir reflotar su matrimonio, aunque para ello deberá viajar a Suecia donde, según sus últimas noticias, su esposa tiene un nuevo amante. El tema de la droga (Maturin ha estado experimentando con el láudano y la hoja de coca) es otro de los puntos centrales del relato, así como la música, en este caso las oberturas operísticas italianas.

Casi doscientos años después, en 1872, el escritor mexicano Vicente Riva Palacio, inspirado por Alexandre Dumas y documentado en las actas del archivo del Santo Oficio, escribió una novela basada en la vida de Guillén Lombardo a la que tituló Memorias de un impostor, don Guillén de Lampart, rey de México (1872).

1.86 MB Tamaño del archivo
9788435006828 ISBN
La patente de corso: una novela de la armada inglesa.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.leseoffensive.st o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

A su vez, en caso de muerte, las viudas podían acogerse a una pensión y si eran heridos podían ser tratados en las instalaciones de la Armada de cada departamento. Navíos, fragatas, jabeques y demás buques de la Real Armada también podían dedicarse al corso, en solitario o en escuadras, sin perjuicio a la carrera militar de sus dotaciones.

avatar
Mattio Mazios

PATENTE DE CORSO. El peor enemigo exterior que España tuvo en el siglo XVIII -y hubo unos cuantos- fue Inglaterra. Al afán británico porque nunca hubiese buenos gobiernos en Europa hubo que añadir su rivalidad con el imperio español, que tuvo por principal escenario el mar. La 'patente' a menudo comienza con un saludo como «A quienes la presente vieren y entendieren». Las 'patentes' pueden usarse como una forma de conferir una carta de naturaleza o carta de ciudadanía, escudos de armas , para la creación de corporaciones , o por un monarca para crear un cargo.

avatar
Noe Schulzzo

Esta serie de libros, llamada popularmente como la saga Aubrey-Maturin, es una saga de 21 novelas escritas por Patrick O'Brian que transcurre durante las Guerras Napoleónicas. La saga se centra en la amistad entre el capitán Jack Aubrey de la Royal Navy y su amigo el cirujano Stephen Maturin.La última de las novelas, publicada en 2004, ha quedado inacabada debido al fallecimiento del ...

avatar
Jason Statham

La web oficial de Arturo Pérez-Reverte, ofrece una completa y variada información sobre Las aventuras del Capitán Alatriste y el resto de sus libros. Incluye primeros capítulos, artículos, críticas, entrevistas y archivos multimedia. La reina Isabel accede a entregarle la mano de la bella, no sin antes probar su valor: confía a Ricardo el mando do un navío armado en corso que debe hacerse a la mar inmediatamente. El noble realiza algunas hazañas, entre ellas a liberación de una nave portuguesa, de la que se habían apoderado los turcos.

avatar
Jessica Kolhmann

Gracias a los Corsarios Ingleses, Isabel I, no sólo se enriqueció, también pudo crear una armada, para enfrentarse a los Españoles. Estos corsarios, piratas reales con el apoyo de la Corona Inglesa, fueron la base de su futura potencia naval. John Hawkins (1532-1595) Corsario y Almirante