La esfera y la cruz.pdf

La esfera y la cruz

Chesterton G.k.

Publicada en 1910, La esfera y la cruz es sin duda la novela de aventuras más evidente de Chesterton. Un católico y un ateo intentan batirse en duelo a muerte, cada uno por defender sus ideas. No lo consiguen, pues siempre tienen que huir de las autoridades que tratan de impedírselo, lo que al final termina por convertirlos en aliados. En su huida en busca de un lugar donde librar el duelo, una huida que se produce por tierra y mar, incluso por aire y hasta estratosféricamente (Chesterton fabula aquí deliciosamente con naves volantes que van hasta las estrellas), acabarán dirigiéndose del sur de Inglaterra a las islas del Canal de la Mancha merced a unos avatares por momentos delirantes y plenos de comicidad, y por momentos emotivos, en tanto la amistad de los dos forajidos va consolidándose precisamente a partir de sus presupuestos ideológicos contrarios. Como el resto de las obras de Chesterton, La esfera y la cruz abunda en paradojas y aventuras que bordean lo insólito, hasta desembocar en una insurrección en un manicomio, desatada por el ateo y el católico, en una sucesión de cuadros tan disparatados como mordaces a través de los cuales hace Chesterton una crítica feroz de las instituciones psiquiátricas y de los médicos, así como de todo lo que convencionalmente se tiene por razonable y cuerdo.

Publicada en 1910, La esfera y la cruz es sin duda la novela de aventuras ms evidente de Chesterton. Un catlico y un ateo intentan batirse en duelo a muerte, cada uno por defender sus ideas. No lo consi uen, pues siempre tienen !ue huir de las autoridades !ue tratan de imped"rselo, ...

8.78 MB Tamaño del archivo
9788477026402 ISBN
La esfera y la cruz.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.leseoffensive.st o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

La Esfera y la Cruz, Gilbert Keith Chesterton. publicado enFantasía épica y en general, Literatura religiosa Por Reseñas de enciclopedias. COMPARTE. Tweet [The Ball and the Cross]. Novela publicada en 1909, una de las más significativas para la com­prensión del arte y del pensamiento del autor. La esfera y la cruz by G. K. Chesterton, 9788477026402, available at Book Depository with free delivery worldwide.

avatar
Mattio Mazios

esfera funcional, permite diseñar tratamientos integrales y planes de cuidados ... Barthel (IB) y en nuestro país la Escala Funcional de la Cruz. Roja (EFCR). (ONG) y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en sus intervenciones a raíz de catástrofes. Se trata de un código de carácter ...

avatar
Noe Schulzzo

intituló y compuso la Madre Juana Inés de la Cruz, imitando a Góngora”. Antonio. Alatorre ... luz–, obliga a los rayos, en su trayecto, a salir de la esfera terrestre. La Santa Vera Cruz de Caravaca tiene una presencia históricamente constatada en Caravaca, en el viejo Reino de Murcia, ya en el último tercio del siglo XIII1.

avatar
Jason Statham

LA ESFERA Y LA CRUZ: Amazon.es: C. K. CHESTERTON: Libros. Saltar al contenido principal.es Prueba Prime Hola, Identifícate Cuenta y listas Cuenta de la catedral, de suerte que la esfera y la cruz parecían una boya anclada en un mar de plomo. Mientras la nave se deslizaba hacia ella, la planicie de nube parecía tan seca, concreta y dura como un desierto arenoso. De ahí que espíritu y cuerpo recibiesen una sensación aguda y como

avatar
Jessica Kolhmann

de la catedral, de suerte que la esfera y la cruz parecían una boya anclada en un mar de plomo. Mientras la nave se deslizaba hacia ella, la planicie de nube parecía tan seca, concreta y dura como un desierto arenoso. De ahí que espíritu y cuerpo recibiesen una sensación aguda y como