El perdón de los pecados.pdf

El perdón de los pecados

Antonio Fontana

El pasado no desaparece: nos espera a la vuelta de la esquina, dispuesto a ajustarnos las cuentas. Por las cosas que debimos hacer y no hicimos, y por las que hicimos y no debimos hacer. Sobre el pasado, sobre el dolor y el remordimiento escribe Antonio Fontana en ?El perdón de los pecados?.

Es de esperar que el perdón de pecados, que predicaba, venía por el arrepentimiento, y era un perdón temporal como el que se obtenía por sacrificios de animales bajo la ley (Hebreos10:4). Todas las personas que eran bautizadas por Juan, eran luego guiadas a Jesucristo, “el Cordero de Dios que QUITA el pecado del mundo”, (Juan1:29). El Papa pide perdón por los pecados de la Iglesia y dice que no ocurrirán "nunca más" La magna ceremonia se convierte en el momento culminante del pontificado y del Jubileo

7.65 MB Tamaño del archivo
9788496136397 ISBN
El perdón de los pecados.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.leseoffensive.st o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Recibir el perdón de pecados, es decir “sí” a ser injertado en la vid en donde Jesús es el tronco. Jesús mismo dice: “Así como los racimos no pueden llevar frutos por sí mismo, sino sólo si están en la vid; así tampoco ustedes pueden llevar fruto sino permanecen en mí.

avatar
Mattio Mazios

Recibir el perdón de pecados, es decir “sí” a ser injertado en la vid en donde Jesús es el tronco. Jesús mismo dice: “Así como los racimos no pueden llevar frutos por sí mismo, sino sólo si están en la vid; así tampoco ustedes pueden llevar fruto sino permanecen en mí.

avatar
Noe Schulzzo

Sin arrepentimiento no hay perdón de pecados, porque Dios quiere arrepentimiento, confesión y total sometimiento a su Santa Voluntad. En Isaías 1:16-20 dice: “ Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. 18/11/2017 · Google plus: Pbro. LUIS TORO https://plus.google.com/+LUISTOROJAIMES Twitter: @PadreLuisToro https://twitter.com/PadreLuisToro Facebook: @Padre Luis Toro htt...

avatar
Jason Statham

1 Juan 1:9: 9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados, y nos limpie de toda maldad. Hechos 2:38: 38 Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. La paz, la alegría, el perdón de los pecados, la misión, pero sobre todo dona al Espíritu Santo que todo esto es la fuente. Del Espíritu Santo vienen todos estos dones. El aliento de Jesús, acompañado de las palabras con las que comunica el Espíritu, indica la transmisión de la …

avatar
Jessica Kolhmann

En el momento de la muerte de Jesús en la Cruz, Él tomó sobre Sí mismo todos nuestros pecados. Él sufrió la responsabilidad de nuestros pecados y los soportó antes que nosotros. Él soportó toda nuestra angustia emocional e insultos, engaño, desigualdades y desdén.