El príncipe feliz.pdf

El príncipe feliz

Oscar Wilde

Este álbum ilustrado es una adaptación del cuento infantil de Oscar Wilde El Príncipe Feliz. La adaptación y la ilustración son obra de Maisie Shearring, la ilustradora inglesa ganadora del Premio Internacional de Ilustración Feria de Bolonia-Fundación SM 2015.

El príncipe feliz. Mayores y pequeños podrán compartir un viaje de aventuras por aquellas historias de siempre que no han perdido vigencia y que conservan, a pesar del paso del tiempo, el encanto de los relatos clásicos. Dejaros emocionar por los cuentos de toda la vida, ... El corazón del Príncipe Feliz y las alas de Golondrina. Es por ellos que esta ciudad tiene prosperidad y todos viven felices. Ahora que vuelvo les voy a contar al Príncipe y a Golondrina como encontré su pueblo. Van a ser más felices todavía. (Sale ...

8.18 MB Tamaño del archivo
9788467586152 ISBN
Gratis PRECIO
El príncipe feliz.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.leseoffensive.st o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

El Instituto Para la Cultura del Municipio presentará este jueves el cuento “El Príncipe Feliz”, del escritor inglés Óscar Wild en punto de las 10:00 de la mañana.

avatar
Mattio Mazios

Y es que el conocido como «Príncipe Feliz» ha vivido toda su existencia rodeado de lujos y tranquilidad, acomodado entre las paredes de su castillo y sin preocuparse del exterior. De hecho, él pensaba que todo el mundo vivía de la misma forma, pues era lo único que conocía. El Príncipe Feliz, es un cuento que se caracteriza por la aparición de una nueva corriente literaria y cuyo autor es Oscar Wilde. En esta reseña se examinan los aspectos de esta obra como lo es su argumento, la problemática que presenta, el estilo que el escritor maneja, entre otros.

avatar
Noe Schulzzo

DATOS GENERALES TÍTULO: El príncipe feliz. TÍTULO ORIGINAL: The Happy Prince. 1888. AUTOR: Oscar Wilde. FORMATO: Libro Cuentos de editorial panamericana. RESEÑA Y OPINIÓN. El cuento "El príncipe feliz" de Oscar WIlde nos cuenta la historia de una golondrina que se encuentra con la estatua de un príncipe; esta estatua está forrada en oro, su espada tienen un rubí y sus ojos son dos ...

avatar
Jason Statham

El príncipe feliz; Oscar Wilde Esta historia va sobre una estatua de un príncipe, el príncipe feliz, al cual le han echo una estatua y la han colocado en una columna en pleno centro de la ciudad. La estatua estaba recubierta de finas láminas de oro, como ojos tenia dos zafiros y en la empuñadura de su estatua un rubí. EL PRÍNCIPE FELIZ Manana Producciones Producción: Mariana Acosta S. e-mail: [email protected] Ilustración: Francesca Ratto M. Diseño colección: Caterina di Girolamo A. EL PRÍNCIPE FELIZ Oscar Wilde 3. 4 Muy alto sobre la ciudad, sobre una elevada columna, se erguía la estatua del Príncipe Feliz.

avatar
Jessica Kolhmann

tesanos me decían el Príncipe Feliz, y de verdad era feliz, si es que el placer es lo mismo que la dicha. Viví así, y así morí. Y ahora que estoy muerto, me han puesto aquí arriba, tan alto que puedo ver toda la fealdad y toda la miseria de mi ciudad, y, aunque ahora mi corazón es de plomo, lo único que hago es llorar. Soy el Príncipe Feliz – Porque cuando estaba vivo vivía en el Palacio de la Despreocupación y allí no existía el dolor. Pasaba mis días bailando y jugando en el jardín y era muy feliz. Por eso todos me llamaban el Príncipe Feliz. Había un gran muro alrededor del castillo y por eso nunca ví que había detrás, aunque la verdad es que